5 áreas en las que formarte para hacer crecer tu empresa

COMPARTE:

5 areas

La formación no garantiza el éxito en los negocios.  Nada lo hace. Una persona sin formación alguna puede triunfar gracias a su instinto, a su tenacidad o su creatividad. En cambio una persona excelentemente formada puede tener carencias en aspectos esenciales como la toma decisiones, el liderazgo, o, simplemente, fracasar por tener una mala idea de negocio entre manos. En cualquier caso, una formación adecuada, sin duda, minimiza los riesgos de cualquier aventura empresarial.

Si en los compases iniciales de una empresa tener conocimientos puede resultar de ayuda como vimos en este post, cuando la empresa encara la fase de crecimiento, la formación resulta prácticamente imprescindible, crece la complejidad del proyecto y es necesario disponer de todas las herramientas al alcance para llevarlo a cabo con éxito. En IDaccion hace tiempo que nos preocupa la formación de emprendedores y empresarios y por ello hemos seleccionado las siguiente 5 áreas como las prioritarias  en las que es necesario formarse para hacer crecer un negocio.

Marketing y Ventas

Ya lo dijimos hace un tiempo, lo difícil es vender, y sin venta, no hay negocio posible. Algunos de los elementos que caracterizan el mercado hoy en día son la sobreabundancia de oferta de todo tipo de productos y servicios y un mayor acceso a la información por parte de los clientes. Las tecnologías de la comunicación añaden complejidad y nuevos canales de venta, nuevas posibilidades pero también nueva competencia .

Para hacer crecer tu negocio deberás incrementar tus ventas: ya sea abriendo nuevos mercados, atacando nuevos segmentos de clientes o vendiendo más cantidad o más variedad de productos y servicios a tus clientes actuales.  Todo ello hace imprescindible  alcanzar una formación adecuada y actualizada en técnicas de venta, dominar los distintos canales existentes, los distintos tipos de clientes y, en definitiva, dominar distintos aspectos que nos permitirán llegar, ver y vender.

Informática y Tecnologías de la Comunicación

Cuando aparecieron los primeros ordenadores, las empresas empezaron a incorporarlos lentamente. Había una persona, “el informático,” que hacía funcionar aquella máquina extraña. Rápidamente, sin embargo, el uso del ordenador en las empresa se extendió gracias a los entornos gráficos que hicieron más sencillo su manejo y al desarrollo de programas que hacían mucho más eficiente la gestión de las diferentes áreas del negocio. La digitalización se hizo imparable.

La llegada de Internet y, más recientemente, de los smartphones ha supuesto una nueva revolución que ha cambiado no sólo la forma de gestionar las empresas, si no los propios modelos de negocio. Por ello, estar al día de las posibilidades que ofrece la tecnología para nuestro negocio es vital para no quedarnos rezagados de nuestra competencia y aprovechar al máximo todas las posibilidades de negocio.

Contabilidad y Finanzas

Aunque la pasión por los negocios nos hace olvidarlo a menudo, no nos engañemos, los negocios son cuestión de dinero. Incluso aquellas empresas cuya finalidad no es económica sino social, necesitan el dinero como recurso para llevar a cabo su actividad. Por ello es imprescindible saber planificar – y seguir- un presupuesto, analizar los costes, calcular los márgenes comerciales, gestionar las necesidades de financiación y las tensiones de tesorería para asegurar que nunca nos falte dinero en la caja, y, al mismo tiempo poder rendir cuentas realistas ante inversores, bancos e incluso empleados y evitar casos como el de Gowex, tristemente de actualidad.

Habilidades directivas

La formación no debe referirse únicamente a adquirir conocimientos -teóricos o prácticos- sino a entrenar y adquirir habilidades que son necesarias para dirigir una empresa. Cuando las empresas crecen, se contratan empleados, se especializan y se delegan tareas. En este momento se hace necesario aprender a dirigir equipos, a controlar la gestión y otras habilidades que quizás en primera instancia no nos han sido indispensables pero que con el tiempo se convierten en críticas para el éxito de nuestro negocio.

Idiomas

Sin duda, hablar español (o castellano según se prefiera) es una gran ventaja, ya que da acceso a un mercado de 500 millones de personas. Sin embargo, este potencial no debe hacernos perder de vista que, en un entorno globalizado, el dominio de idiomas es imprescindible si queremos expandirnos internacionalmente: especialmente el inglés, la auténtica “lengua franca” de los negocios, pero también otras lenguas como el portugués -con sus cerca de  250 millones de hablantes y la potencia económica de un país como Brasil- el francés, el alemán o, cada vez más, el árabe, el ruso, el japonés o el chino.

Estas 5 áreas son las que consideramos que pueden ayudarte a desarrollar tu carrera empresarial y profesional. Como sabrás, recientemente hemos lanzado IDBSchool, la escuela de negocios online de IDaccion, donde encontrarás diversos videocursos – algunos gratuitos, otros de pago – para mejorar tus conocimientos y habilidades en estas áreas. Si pruebas alguno de los cursos ¡estaremos encantados de conocer tu opinión!