5 claves para vender tu marca personal en internet

COMPARTE:

marca personal

La expresión “las apariencias engañan” actualmente tiene más sentido que nunca. Porque hoy, paradójicamente, la imagen que proyectamos al exterior de nosotros mismos debería coincidir con los que somos también en el ámbito digital. A veces nos preguntamos cuál es la percepción que tienen los demás de nosotros.

¿Sabemos cuál es nuestra marca personal? Debemos identificarla para ofrecer un elemento diferenciador en nuestro trabajo, lograr que en ella se queden plasmados nuestra trayectoria y los puntos fuertes de nuestra personalidad.

“El mundo es tu escenario, el mensaje es tu obra y el personaje que interpretas es tu marca” Keith Ferrazzi

1. Escribe una lista de tus habilidades ¿Cuál es la palabra con la que querrías definirte? ¿O el sector o tipo de profesional con el quieres que identifiquen tu nombre?  Coge un papel y lápiz y realiza una enumeración de las destrezas, cualidades y particularidades que crees que tienes y que puedes potenciar. A veces, resulta complicado autodefinirse, puedes pedir que hagan el ejercicio otras personas que te conozcan en diferentes grados. La información que recibas te ayudará a saber la imagen que estás proyectando. Este paso es el más importante para poder generar la creación de tu marca personal.

2. Crea tu estrategia de marca. Una vez hayas definido quién eres y sepas qué vas a comunicar, tienes que trabajar de qué forma vas a moverte en tus redes. ¿A qué audiencia quieres impactar? ¿Qué objetivo te has marcado? Obtener visibilidad, obtener seguidores de calidad o que tus contactos te identifiquen como un prescriptor. Debes delimitar cómo vas a conseguir estos objetivos en Facebook, por ejemplo, con un perfil profesional o personal. Piensa en los contenidos que vas a compartir en Linkedin, si participarás en debates, o tu actividad en Twitter, Instagram, Pinterest… piensa qué red se adapta más a tu mensaje.

3. Haz tu sello personal e intransferible. Para ello es indispensable que te especialices en un área y no escondas tus éxitos. No es cuestión de “saturar” con todas tus habilidades pero sí de mostrar lo que sabes. Tu eres el mejor embajador de tu marca y debes de cuidar todo, desde “tu discurso en redes” hasta la gráfica de imágenes y el contenido que compartes para que sea coherente con los valores que quieras transmitir, ya sean profesionales o personales.

4. Crea un blog. Es la mejor forma de exponer tus conocimientos en un determinado ámbito y de transmitir tus pasiones o hobbies. Es importante que definas el tema en el que te quieres especializar y tengas en cuenta el contenido que vas a ofrecer, haz, también, la lista de palabras claves por las que quieres que te localicen. Tus seguidores podrán identificarte como experto en un tema, buscar tu contenido y compartirlo. Si empiezan a compartir tus ideas y mencionarte es que vas por el buen camino, estás construyendo tu marca personal

5. Mide el impacto de tu marca personal. Cuando hayas llevado a cabo la tarea de promover tu perfil es indispensable saber qué se dice de ti, así que deberás utilizar herramientas de control y seguimiento. En este sentido debes ser muy rápido para poder corregir aquello que no te gusta y potenciar la parte que esté dando más resultado. Un sencillo ejercicio es practicar el “egosurfing,” ve “googleando” tu nombre y apellidos de vez en cuando para comprobar si has subido posiciones o si aparecen contenidos que no aparecían antes de empezar tu estrategia. ¡Es la mejor forma de seguirte la pista a ti mismo!

Esperamos que con estos cinco pasos puedas empezar a diseñar tu marca personal. En IDaccion si quieres podemos ayudarte a construir tu marca o la de tu empresa de forma más personalizada. Ponte en contacto con nosotros en adposts@idaccion.com y te lo contamos.