5 lecciones del fracaso

COMPARTE:

“De derrota en derrota… hasta la victoria final”. Esta frase del líder vietnamita Ho Chi Minh, o esta otra de Winston Churchill “El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin desesperarse” expresan como el fracaso, lejos de ser el fin, puede ser la condición necesaria para el éxito.

En nuestra sociedad el fracaso está muy penalizado socialmente, sin embargo poco a poco vamos tomando conciencia de que no conseguir nuestros objetivos no tiene por qué ser el final de un proyecto. Al contrario, de esta experiencia se extraen muchas enseñanzas que podemos aplicar para mejorarlo, haciendo cierta otra frase popular: “el que tropieza y no se cae, avanza dos pasos”.

En este vídeo, Pau Garcia-Milà, fundador de Eyeos, explica su propia experiencia con el fracaso:

De su experiencia podemos extraer 5 lecciones:

  • Resolver tus propios problemas. Para crear un producto o servicio que funcione podemos investigar el mercado y ver qué necesidades no cubiertas hay. Sin embargo, la propia experiencia puede ser más útil que cualquier investigación.
  • Cambiar el mundo. No hay que ser muy ambicioso para crear una empresa. Se trata “simplemente” hacer un cambio significativo en el mundo, contribuir a la felicidad humana… Este y no otro es el sentido de emprender.
  • Perseverar, perseverar y perseverar. Si crees en tu proyecto debes insistir. No te dejes desanimar por las dificultades, por la competencia, por los asesinos de ideas… Mientras haya una oportunidad para seguir, hazlo, nunca sabes en qué momento puede cambiar tu suerte.
  • Tu mercado es el mundo. Aunque hay algunos lugares mejores que otros para emprender, lo cierto es que desde cualquier sitio se puede lanzar un proyecto con vocación global. Tu mercado puede ser el mundo. También tu competencia puede venir de cualquier lugar.
  • La importancia de contar con una comunidad de apoyo. David puede vencer a Goliat si tiene una buena red o una comunidad de apoyo en torno al producto. Como se sabe, cada consumidor de Apple es a su vez un evangelista de la marca. Si consigues que tu cliente sea tu vehículo publicitario, no tienes nada que temer.

En IDaccion tenemos nuestra propia comunidad de apoyo para emprendedores y empresarios a la que ya se han unido más de 1.000 personas y empresas. En ella podrás intercambiar conocimientos, ideas, proyectos y también, éxitos y fracasos de los que todos podemos aprender.