7 contenidos tipo para mi blog profesional o empresarial

COMPARTE:

escribir

Contenidos para tu blog

Estamos dispuestos a crear un blog para darnos a conocer profesionalmente o para promocionar nuestra empresa. Siguiendo los anteriores artículos de esta serie, ya tenemos nombre y dominio, hemos escogido servidor, hemos optado por un gestor de contenidos que nos permita introducir fácilmente la información e incluso hemos escogido el tema e instalado los principales plugins.

Estamos en disposición de empezar a introducir contenido. En esta situación nos puede sobrevenir el típico bloqueo del escritor, el miedo a la página en blanco, el ¿de qué voy a hablar ahora? Alimentar un blog de contenidos de calidad es una tarea que no es difícil pero sí que requiere tiempo, esmero, dedicación y un punto de visión estratégica.

Una visión estratégica

Partiendo de la base de que estamos creando un blog empresarial o profesional para darte a conocer entre posibles clientes y, eventualmente, para vender directamente productos o servicios a través del mismo, debes tener en cuenta tu estrategia empresarial para establecer la línea de contenido que vas a tratar. Para ello debes hacerte 4 preguntas:

  • ¿Quien es tu público? ¿a quién te quieres dirigir? ¿a tus clientes? ¿a intermediarios? ¿a periodistas y expertos de tu sector? No vale responder que a todo el mundo. Debes hacer una lista de públicos posibles y luego establecer cuáles son los prioritarios.
  • ¿Qué necesitan que yo les pueda resolver? Esta es la pregunta más importante, la que definirá qué contenidos compartir con ellos.
  • ¿Usan Internet? ¿cómo? ¿para qué? ¿utilizan redes sociales?
  • ¿Qué mensaje quiero transmitir? ¿Qué quiero que hagan?  Siempre tendrás el objetivo de vender, pero habrá fases intermedias (suscribirse a tu newsletter, contactar contigo, que te sigan en las redes sociales, que visiten tu tienda…)

7 contenidos tipo

Si bien aconsejamos realizar el análisis descrito en el párrafo anterior (no se trata de hacer una tesis, sólo de reflexionar un poco), para facilitaros un poco la tarea, vamos a hacer una lista de contenidos típo que puede tener un blog profesional o empresarial:

  • Consejos: Son artículos que suelen titularse “Como…” o “10 consejos para…”. Algunos de los posts más exitosos de IDnews responden a este tipo de contenidos: 12 diapositivas bastan para presentar tu empresa a un inversor, 5 formas (gratuitas) de dar a conocer tu negocio o Los 7 pecados capitales enuna presentación oral. Este tipo de contenido es muy interesante si lo que vendes son servicios profesionales. Recuerda en todo caso que debes compartir parte de tu sabiduría, no toda. Has de dejar que el lector intuya que sabes mucho más y que se lo puedes aportar con tus servicios.
  • Recomendaciones, análisis y comparativas de productos: Utilizamos mucho Internet para informarnos acerca de productos que queremos comprar, tanto a nivel particular como profesional. Listas de productos recomendados, comparativas entre productos similares o análisis de las últimas novedades del mercado pueden atraer un gran número de lectores. Lectores que pueden convertirse en clientes si resulta que… tu comercializas alguno (o todos) estos productos. ¿Vendes móviles, equipos de sonido, videojuegos? Dedica un rato a probar el producto y compártelo con tus lectores. Es lo mismo que haces en una tienda física pero a través de la red. A nosotros nos han funcionado bien artículos como 7 apps para acelerar tu idea de negocio o Los mejores libros para emprendedores.
  • Noticias y novedades de tu sector: Sobretodo en negocios B2B (Business To Business) y en sectores alejados del gran consumo puedes convertirte en un referente para tus clientes si eres capaz de convertirte en la referencia informativa sobre las últimas novedades. Especialmente, el nombre de grandes marcas o que estén siendo trending topic te pueden atraer muchas visitas.
  • Información sobre actividades y novedades de tu empresa: No es “a priori” el contenido más interesante para el públicos ¿o sí? En primer lugar, Internet valora mucho la transparencia y también la humanidad en un entorno aparentemente frío. Por ello mostrarte como eres puede acercarte a tus clientes. Además, tu actividad puede incluir información de interés para ellos: un evento que organizas o en el que participas, una oferta, la apertura de un nuevo centro físico o virtual… Finalmente, si tu empresa es capaz de generar un ecosistema a su alrededor (de proveedores, desarrolladores o una comunidad de clientes) entonces tu blog puede ser la herramienta ideal de articulación de este ecosistema.
  • Opinión: Es un tipo de contenido arriesgado. El objetivo de una opinión debe ser encender el debate y generar polémica. Esto te puede generar adhesiones muy fuertes que te pueden resultar útiles, pero también rechazo, y vas a tener que estar preparado para soportar todo tipo de comentarios. Analiza pros y contras antes de tomar una decisión, pero como dijo Salvador Dalí “lo importante es que hablen de tí, aunque sea bien”. Nosotros lo intentamos con ¿Los emprendedores son de izquierdas o de derechas? o ¿Estamos creando una burbuja emprendedora?
  • Casos y Testimonios: Explicar casos reales en los que hayáis trabajado (con permiso del cliente) o directamente que un cliente satisfecho pueda explicarlo a tus lectores es la mejor publicidad que puedes tener para tu negocio. Nosotros intentamos que nuestros lectores vayan conociendo a los IDers.
  • Entretenimiento: ¿Cómo? ¿en un blog profesional? Sí, lo recomendamos encarecidamente. Incluir contenidos “ligeros” relacionados con nuestra actividad pero también con otros intereses que pueda tener nuestro público fuera del trabajo o con su propio crecimiento personal es una apuesta ganadora. En IDnews lo descubrimos gracias a artículos como 10 películas que un emprendedor no se puede perder o 10 frases de un genio emprendedor: Thomas Alva Edison.

Periodicidad y formato

Es importante que establezcas una periodicidad de actualización de tu blog. Obviamente te tendrás que adaptar a tu disponibilidad, pero procura marcarte un objetivo -realista- y forzarte a conseguirlo. Puedes empezar con un post a la semana y poco a poco ir subiendo.

La forma de escribir un artículo daría para un post entero (que quizás hagamos) pero recuerda 4 consejos básicos:

  • Lo bueno si breve dos veces bueno. Puedes hacer posts de 400-600 palabras y combinarlos, de vez en cuando con alguno más largo (como este) de 1000 o hasta 2000 palabras
  • Leer en pantalla cansa, evita los grandes bloques de texto: párrafos cortos, listas numeradas, uso de subtítulos, negritas e imágenes ayudan a digerir mejor la lectura
  • El título lo es todo: ha de ser sugerente, atractivo y si puede indicar la brevedad mejor que mejor. Por eso funcionan muy bien los títulos que empiezan con un número
  • No olvides incluir un “call to action” aquello que quieres que tu lector haga. No te de vergüenza pedirlo, pídelo, siempre puede decidir hacerlo o no.

En nuestro caso lo que queremos es que te unas a la comunidad de IDaccion, y que utilices nuestras plataformas de formación y consultoría. Aún así, nos conformamos con leas nuestros contenidos y nos dejes un comentario con tu opinión.

ACERCA DEL AUTOR

Especialista en comunicación con un enfoque 360º orientado a emprendedores, microempresas, autónomos, cooperativas y empresas sociales. Los distintos medios y modos de comunicar son sólo herramientas. Lo importante es el mensaje.