Bitcoin: ¿oportunidad o burbuja?

COMPARTE:

Del mismo modo que, en El Señor de los Anillos, Gollum odiaba y amaba al mismo tiempo el anillo del poder único, parece que los usuarios de Bitcoin, la moneda virtual descentralizada y basada en la filosofía P2P (peer-to-peer), empiezan a tener esta bipolar sensación con su moneda virtual. Porque tras unos años pasando inadvertidos, la fama les ha llegado con un debate sobre la disposición real de esta alternativa monetaria: Bitcoin, ¿una oportunidad o una nueva burbuja digital?

mi bitcoin

¿Cómo funciona el Bitcoin?

El funcionamiento de los Bitcoin es aparentemente sencillo: una moneda creada de manera digital que permite realizar transferencias directas sin la interferencia de ninguna entidad bancaria. Al no haber intermediarios, no hay costes añadidos, el “precio” de la moneda se reduce y responde, únicamente, a la ley de la oferta y la demanda.

Además, esta moneda la puede crear uno mismo (no hay un banco central detrás) desde su casa con un BitcoinMiner un programa de código abierto que cualquiera puede revisar (lo que fomenta un enriquecimiento conceptual del propio sistema).

Una oportunidad de negocio

Una nueva moneda que permite lo que las clásicas ya hacían, es decir, comprar bienes y servicios. Hace unos años, cuando la moneda era un proyecto experimental, fomentado por una creyente aunque reducida comunidad, no era habitual encontrarse con comercios que aceptaran Bitcoin como modo de pago. Por lo que la primera oportunidad era esta ventaja comparativa respecto de la competencia. Y aunque ahora los negocios que permiten pagar con bitcoins aún son minoría, ya superan las 200 empresas (online y offline).

Actualmente, las oportunidades y posibilidades de cara al empresario se han abierto como un abanico. Desde la creación para simplificar la transferencia de Bitcoins (Coinffeine, por ejemplo, un software de escritorio de código abierto para intercambio de la moneda virtual), a nuevas oportunidades para garantizar la seguridad (iceVault ofrece un servicio de protección de llaves privadas de los bitcoins en cajas fuertes offline en Suiza), pasando por la propia difusión de la filosofía que entraña Bitcoin (CafeBitcoin.com es un espacio online en el que los usuarios de diferentes especialidades dan a conocer la moneda virtual) o soluciones encaradas a la pequeña empresa (Pagobit es el primer procesador de pagos con Bitcoin). Todas estas propuestas existen (de hecho coincidieron en una mesa redonda en Madrid, donde se discutió sobre las posibilidades de cara el emprendimiento) y sus modelos de negocio en funcionamiento.

Obviamente, parece que sea el producto 2.0 la única oportunidad de negocio y las startups y los emprendedores digitales los únicos beneficiados, pero Bitcoin no deja de ser la ejemplificación de que el comercio electrónico está en alza. El monedero convencional tarde o temprano será historia y en el futuro debemos esperar que las nuevas formas de pago e-commerce se impondrán: las transferencias de dinero al extranjero, la temida, y aún por resolver, duda de cómo pagar con el móvil o el pago a proveedores internacionales. Y si le añadimos que Bitcoin no incluye las comisiones que los grandes y consolidados agentes añaden, ahí hay un nincho de mercado importante.

Y aunque aún no se ha identificado empresario/a al que podamos atribuir la creación de Bitcoin, detrás hay una comunidad que trabaja para mejorarla, tiene el apoyo de importantes personalidades digitales y emprendedoras, como Richard Branson (Virgin), Elon Musck (Paypal), Joaquin Ayuso (Tuenti) o Wences Casares (Patagon), para poner un ejemplo.

No es oro todo lo que reluce

Sin embargo, en las últimas semanas, las noticias relacionadas con el mundo del Bitcoin no son muy alentadoras: empezó con la quiebra por robo de la plataforma Mt.Gox, una de las principales para operar con la divisa virtual, la consecuente pérdida de valor de esta moneda (de 700$ a 200$ en poco menos de dos semanas) y el posterior aumento (cosa que hace presagiar que los inversores utilizan los Bitcoin de manera especulativa)…

De hecho, las autoridades reguladoras financieras ya han echado sus redes (Japón ya legisló un marco para regularlas, y en EEUU se está planteado la misma opción) e incluso el catastrofista experto en economía Roubini (que por algo es catastrofista) se ha referido a Bitcoin como una estafa piramidal, lo que alimenta las dudas de esta nueva manera de pago electrónico y alimenta a los que afirman que se trata de una nueva burbuja tecnológica y que no está lejos de estallar.

Todas estas noticias, las buenas y las malas, ejemplifican las dudas que alberga el proyecto Bitcoin, que, como todo proyecto en sus inicios, aún tiene mucho por demostrar. Pero, para los inversores y los emprendedores que confían ahora en esta nueva moneda virtual, se trata de una auténtica montaña rusa. Y tú, ¿qué opinas de los bitcoins? ¿Crees que son una buena oportunidad de negocio, o que, por el contrario, son la nueva burbuja digital y que nada bueno puede salir empresarialmente? Nos encantaría contar con tu opinión, en los comentarios o en nuestras redes sociales (TwitterFacebook,Linkedin y Google+).