Busque, compare, y si encuentra algo mejor…

COMPARTE:

busque compare

Los que crecieron en los 80 en España recordarán, cómo, entre las estrellas de la televisión como David Hasslehoff, Mayra Gómez Kemp o Ana Obregón, se coló inopinadamente un personaje distinto: Manuel Luque, director general de Camp, empresa que fabricaba, entre otros el detergente Colón.

Luque cogió una empresa familiar  prácticamente en quiebra en 1985 y logró devolverla a la senda de los beneficios hasta su venta por 216,4M€ en 1989 en base a una reestrucuración y profesionalización de la compañía y a una muy exitosa campaña de publicidad. La campaña estaba protagonizada por él mismo, algo  inusual por entonces (y aún hoy) -lo que le haría merecedor de ser considerado un precursor del concepto de marca personal- y tenía como lema un sencillo y efectivo “Busque, compare, y si encuentra algo mejor cómprelo

Nos acordamos de Manuel Camp porque esta semana en IDnews hemos estado hablando de compras y nos hemos dado cuenta de que, a pesar de todos los cambios que se han producido en el proceso de compra -en los canales, en los criterios del consumidor, en las forma de pago…- el eslogan sigue siendo válido. Buscar y comparar es clave para tomar una buena decisión de compra.

Los cambios tecnológicos que se han producido en los últimos años no han hecho sino aumentar las posibilidades de encontrar y comparar información hasta encontrar la mejor opción. En anteriores ocasiones os hemos explicado como tendencias como el webrooming o el showroming cambian el comportamiento del consumidor a la hora de elegir qué producto quieren. Pero, cuando todavía nos estamos adaptando al e-commerce, llegan el m-commerce y las tecnologías que se están desarrollando para generalizar la posibilidad de comprar (y pagar) a través de nuestro smartphone.

“La irrupción de la telefonía móvil y de las nuevas tecnologías ha hecho evolucionar también la manera en que compramos y, casi sin darnos cuenta, hemos interiorizado avances que nos hubieran resultado impensables hace unos años”.

Pero no sólo la tecnología provoca cambios en el consumidor, también sus valores cambian. Sus decisiones no están basadas en una simple comparación entre precio y beneficio obtenido. También entran en juego intangibles como la marca o la responsabilidad social, tal como nos cuenta Gaby López:

cada vez son más los consumidores que incluso están dispuestos a pagar un poco más por aquellos productos o servicios que provengan de compañías o empresas que desarrollan programas beneficiosos para la sociedad”.

Aunque parezca algo evidente, muchas veces nos centramos en cómo vender más y mejor sin preguntarnos cómo nuestro cliente compra: dónde lo hace, cuando y sobre todo porqué lo hace. Si hace unas semanas decíamos “Sin ventas no hay empresa posible”, hoy completamos la fórmula y decimos “sin alguien que compre, no hay venta posible”.

Pero no sólo se trata de saber cómo compra nuestro consumidor. También nosotros, como empresarios, somos compradores: de materias primas, productos al por mayor, servicios… Para el éxito de nuestra empresa saber comprar es tan importante como saber vender porque nos permite maximizar nuestro beneficio, y no solo por el margen comercial, también son importantes aspectos logísticos, financieros o de calidad.

“Para mejorar en nuestras compras, lo más importante no es el precio sino satisfacer racionalmente nuestras necesidades, mantener equilibrado el balance contable y establecer una buena relación comercial con nuestros aliados”.

En IDaccion Next Door Business ponemos en contacto empresas, emprendedores y profesionales, para que puedan intercambiar productos y servicios. Inscribirse en la plataforma es una manera de abrirse a nuevos posibles clientes para vender más, pero también a nuevos proveedores para comprar mejor.

Y es que toda buena venta, empieza por una buena compra y si no, que se lo cuenten a los protagonistas de nuestras 7 compras históricas más que rentables de las que nos hablaba Pilar Gatell. No sabemos si cuando Estados Unidos compró Alaska a Rusia sabía que había petróleo bajo el hielo, pero sin duda hizo un excelente negocio.