¿Conectar para qué?

COMPARTE:

Los últimos estudios comienzan a indicar señales de declive en Facebook, la red social que heredara los usuarios que abandonaban Myspace es ahora la que mayor cantidad de usuarios registrados ostenta (1.190 millones). Según el reciente estudio de Pew Research Center, en EEUU, la red social pasó de un 67% de usuarios en 2012 a un 71% en 2013 entre los encuestados y está ganando público adulto mientras que lo va perdiendo entre los adolescentes; consecuentemente, registra una disminución de actividad en cantidad y permanencia de visitas.

La misma tendencia observaba recientemente Daniel Miller para UK. Explicaba que la franja de usuarios que dio su relevancia a la red, los menores de 18 años, ya no se siente atraída y no quiere que se les asocie con ella, por el contrario, se sienten acorralados en esta red social por sus círculos familiares adultos.

Dejando de lado otras implicaciones, estos datos vienen a mostrar una variación en el y comportamiento de los usuarios ligada a la variación de edad, la evolución que va cambiando la configuración del sitio, la cantidad creciente de contenido, el aumento de usuarios  y la integración de la publicidad.

Y esto es lo que nos lleva a preguntarnos ¿qué buscan ahora los usuarios de las redes?

Empecemos por una pequeña encuesta desde México de M. Ángeles Sánchez que preguntó a sus contactos qué los inducía a seguir una Fan Page. Las respuestas indican las siguientes motivaciones: una temática afín a sus intereses, la calidad y  la cantidad de los contenidos, un buen diseño, un buen nivel de interacción (conseguir una conversación fluida. También se siguen páginas de personas conocidas previamente fuera de la red social, o aquellas que tenga muchos seguidores, o las que han enviado una invitación. Otros motivos para seguirlas son la oferta de herramientas y recursos de un ámbito específico, la claridad en la oferta de productos o servicios y, cómo no, los regalos, premios o ventajas que pueda brindar.

Traemos aquí esta encuesta porque resulta curiosa cierta coincidencia con el IV Estudio anual Redes Sociales ( iab Spain Research). Las conclusiones generales confirman el estado de madurez de los usuarios españoles de los sitios de socialización on line que fueron (en 2012) el 79% de los internautas, con un crecimiento moderado del 5% respecto de 2011. No se puede afirmar lo mismo de los internautas mexicanos porque tienen todavía un gran espacio de crecimiento, aunque es posible que sí sean “usuarios maduros” los encuestados. Los resultados de las actividades que los usuarios realizan nos dan algunas pistas.

para que conectarse280Frecuencia de las actividades realizadas en las RRSS:

  • Envían mensajes privados o públicos a los contactos propios y revisan su actividad: 66%.
  • Ven vídeos y escuchan música: 53%.
  • Chatean: 51%.
  • Publican contenidos: 43%.
  • Comentan la actualidad: 39%.
  • Juegan en línea: 31%.
  • Siguen alguna marca comercial: 31%.
  • Lo dedican a fines profesionales o al estudio: 27%.
  • Participan en concursos: 25%.
  • Comparten listas de reproducción de música: 21%.
  • Comentan productos comprados, que desea comprar, anuncios y publicidad: 19%
  • Interactúan según su  ubicación por sistema GPS : 17%.
  • Crean eventos: 16%.
  • Compran -venden productos o servicios: 14%.
  • Contactan con el servicio al cliente de una marca: 13%.
  • Compran productos o servicios: 12%.

Hay, además, una tendencia a especializar estas actividades: Linkedin, para fines profesionales; Bing, para conocer gente y chatear; Pinterest (que ha cautivado por lo visual y la posibilidad de recopilar ideas), Instangram y Flickr para revisar la actividad de los contactos y colgar contenidos; y para ver vídeos y escuchar música, sin duda, Youtube. Pero esta especialización no minimiza la cantidad de redes utilizadas aunque las generales van perdiendo minutos en favor de las nuevas.

Lo que los usuarios aprovechan de las redes es, en primer lugar, la capacidad para relacionarse con sus contactos y se comportan, fundamentalmente, como espectadores. Es un poco menor la creación de contenido, casi en la misma proporción se siguen marcas, pero las actividades más comerciales (comprar, vender, intercambiar con una marca o hablar de ellas con sus contactos) tienen menor incidencia aunque no se realizan en todas las redes sociales.

Los usuarios y las marcas

La relación con las marcas ( recordemos la encuesta de México) comienza, mayoritariamente, fuera de internet; se sigue en la red social por la afinidad con el contenido que ofrece, por las promociones, ofertas laborales y becas. Sin embargo, solo compran desde una red social el 14% de los usuarios, entre los que no han comprado, un 57%, dice que no sabía que se pudiera comprar, un 29% no encontró oferta afín y no compra por desconfianza, el 24%.

En Chile se investigó cómo perciben los usuarios de productos y servicios los comentarios de otros usuarios. A los encuestados mostraron confianza en la experiencia de otros usuarios. Las diferencias se establecieron en los rasgos que podían ser juzgados a primera vista, sin necesidad de probar el producto.

El estudio puso también de manifiesto que los usuarios valoran la presencia de las organizaciones (bancos en este caso) en las redes por lo que las califican de rápidas y comprometidas. Sin embargo, los comentarios negativos de otros usuarios provocan una variación pronunciada de su primera valoración, donde los más conectados son los más susceptibles. Otra variable interesante es la atención al texto, mayor atención, menor influencia (es decir, más profundidad en la lectura).

Intercambiar información con contactos personales y con las marcas

En líneas generales puede afirmarse que entramos en las redes sociales para socializar con los mismos contactos que tenemos off line. Luego viene la ampliación de esa red configurando relaciones específicas del modelo social que impone las características de la red. La mayoría de las acciones son de carácter contemplativo, se consume información variada (estados y otros mensajes de los contactos propios, actualidad y publicidad). La actividad de producción de contenido es menor.

También en la relación con las marcas queremos dar y recibir información. Tanto en la encuesta de México, como en el estudio de España y en el de Chile, los usuarios se muestran satisfechos de poder intercambiar con las organizaciones  con otros consumidores. La confianza en las experiencias de otros usuarios y la valoración de la información que brinda una marca serán los parámetros de su reputación. Por otra parte, la rapidez con que recibimos la información incidirá de manera decisiva en esa percepción, lo cual concuerda con la mayor susceptibilidad de los usuarios más conectados.

La relación con las marcas se reduce por desconocimiento ( un 57% de los usuarios desconocen la posibilidad de comprar desde una red social), los formatos habituales de las redes sociales privilegian el intercambio interpersonal. Finalmente, no encontramos lo que deseamos en una sola red y comenzamos a volcarnos en las redes más especializadas combinándolas con las más generalistas.

Conectamos en la red para dar y recibir información y nos marchamos de la red cuando la información no llega o no es de nuestro interés. El potencial de las redes de socialización en línea está aún por desarrollar. ¿Qué tipo de conexión privilegiarías tu en la red ideal? ¿Cuáles son los aspectos que las redes que conoces no te ofrecen? ¿Porqué hay mensajes que se pierden por el camino? Déjanos tus comentarios, contamos con tu opinión.