Emilio Botín e Isidoro Álvarez, las claves del éxito de una generación empresarial

COMPARTE:

Emilio Botín e Isidoro ÁlvarezSi algo tienen en común el Banco Santander y El Corte Inglés es que sus principales arquitectos Emilio Botín, Ramón Areces, e Isidoro Álvarez, supieron traspasar las fronteras innovando en gestión y transformando pequeñas entidades en referentes mundiales de la gestión bancaria y la distribución comercial.

En el mundo empresarial destaca el liderazgo, carisma personal y el espíritu emprendedor de Emilio Botín al frente del grupo Banco Santander. Algunas de las claves para el crecimiento del gigante económico han sido:

  • Modelo de negocio basado fundamentalmente en la banca comercial relegando la banca de inversión
  • Explotación de capacidades centrales y conocimiento adquirido
  • Orientación al cliente e innovación comercial. Fue la primera entidad bancaria en eliminar las comisiones por servicios.
  • Estrategia de crecimiento basada en la internacionalización
  • Diversificación geográfica apostando por el mercado de América Latina y Europa

Ramón Areces fue el artífice de la transformación del El Corte Inglés de pequeño comercio a unos de los más importantes grupos de empresas españoles. Areces e Isidoro Álvarez, su sobrino, gestionaron la entidad con un profundo conocimiento del negocio y un avanzado modelo de distribución comercial.

La clave de su éxito radicó en la integración del equipo humano y la implicación de la dirección en el mismo. El Corte Inglés supo conservar el carácter familiar de su empresa a haciendo de, prácticamente, todos sus empleados accionistas de la compañía.

Otras ideas clave para entender el éxito de El Corte Inglés son:

Reinversión de los beneficios en el negocio
• La autofinanciación y evitar el endeudamiento
Calidad total y máximo compromiso con el cliente “Si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero”
• Fuerte inversión publicitaria y promocional , es emblemático su conocido “Ya es primavera en El Corte Inglés”

Tras Ramón Areces, Isidoro Álvarez fue el gran artífice de la expansión de El Corte Inglés al emprender la diversificación de otras líneas de negocio como hipermercados, agencias de viaje, compañías de seguros, servicios tecnológicos y financieros.