Lo que dio de sí Promexico 2014: la relación comercial con UE y la innovación administrativa

COMPARTE:

promexico

El ecosistema exportador mexicano se dio cita en la ProMéxico Global a finales del mes pasado en el World Trade Center de la Ciudad de México para hablar de las oportunidades de internacionalización de las empresas y la inversión en la venta de sus productos y servicios a otros países del planeta.

Las jornadas de Promexico Global me dejaron la idea de que hay esperanza y confianza por parte de los socios comerciales y las grandes empresas a nivel global en el desarrollo de México de cara a los próximos 20 años, así como en la transformación de fuerza laboral barata en capital humano certificado y de calidad.

Durante los días que duró, tuve la oportunidad de asistir a conferencias y talleres en los que se proyectó la idea de que México persigue el desarrollo y la implementación y con estas herramientas quiere empezar a tejer su propio tejido social e industrial del país.

Los talleres sobre herramientas digitales y ventanilla única en México me dieron toda la sensación de que, en este sexenio, la inversión en un desarrollo tecnológico que facilite a los ciudadanos el acceso digital a los distintos estamentos gubernamentales para acceder a un servicio rápido y eficaz va en el buen camino. Me parece un esfuerzo superior por parte de las instituciones gubernamentales, ya que una de las principales quejas en materia administrativa que he palpado entre la gente en mi estancia en México siempre ha sido la carga burocrática, las distancias entre los puntos donde realizar las gestiones y el tiempo que todo ello conlleva.

El taller sobre innovación en México, arrojó datos bastante sorprendentes sobre el momento de desarrollo del país en cuanto a propiedad intelectual, donde al cabo del año los extranjeros registran el doble de patentes que los nacionales. México es consumidor de tecnología pero el esfuerzo de varias secciones gubernamentales está enfocado también en que sea creador. La transferencia de tecnología es ceder derechos de propiedad intelectual a un tercero para que desarrolle el negocio y comercialice el producto o servicio, es una parte del negocio poco desarrollada en el país por la iniciativa privada, y se reduce a la aportación de universidades y fundaciones.

Un ejemplo de las iniciativas que se están desarrollando es el ATTP (Advance Tecnology Transfer Project) que integra a estudiantes destacados con empresas. De esta iniciativa ya han salido este año 53 proyectos a partir de tecnología que podrían desarrollarse como empresas. También se está incentivando crear una base de estudiantes de negocios especializados en tecnología, integrándoles con ingenieros para generar sinergias y preparar equipos de trabajo especializados en las universidades. La base de este proyecto es crear industria y empresas propiamente mexicanas.

Muy interesante el taller “Hablamos de negocios con la Unión Europea”, en el que se desgranó la situación y problemática de los negocios con la UE que, a pesar de ser un socio y un mercado con mucho potencial, tiene un importante desequilibrio en lo referente a las importaciones y exportaciones: para la UE, México ocupa el lugar 16 entre sus socios comerciales, mientras que para México la UE es su tercer país más importante (según datos del 2012).

En el año 2000 se firmó el TLCUEM, acuerdo global de comercio entre ambas partes que para México supone diversificación, inversión, crecimiento y empleo. Se trata de un libre comercio industrial, parcial agrícola y muy parcial en servicios, que genera reglas comunes y mecanismos de estandarización para facilitar el movimiento de mercancías y dio como resultado, ya en 2013, buen funcionamiento, claridad, transparencia y un aumento considerable de flujos. Este acuerdo aun queda muy lejos del tratado de libre comercio con EE.UU., ya que México en este caso exporta 1.000 millones de dólares al día, de los cuales el 80% a EE.UU. (casi un millón al minuto).

En resumen de la jornada, se apreció un esfuerzo por modernizar la administración y la burocracia para facilitar el acceso al emprendimiento y los trámites que genera, así como el desarrollo de programas para generar capital humano certificado, preparado y dispuesto para el emprendimiento digital y tecnológico, lo cual faltaba por preparación y enfoque en el país los pasados años. Así mismo, también se puso de manifiesto la importancia  de la Unión Europea como socio comercial, aunque se presentaron interesantes programas comunes para desarrollar ese mercado bilateral.

Artículo de Andrés Carriedo, autor del blog Aquí entre dos mundos