¿De dónde salen y cómo se reparten los 2.125 millones para formación?

COMPARTE:

La formación para el empleo contó en 2013 con 2.125 millones de euros, frente a los 2.155 millones de 2012, destinados tanto a formación de ocupados como de desempleados, y que se reparte entre el Estado y las comunidades autónomas, según los últimos datos disponibles de la Fundación Tripartita.

- Origen de los recursos

La mayor parte de los fondos, 1.860 millones, provienen de la cotización por formación profesional a la Seguridad Social (0,70 % de la base de cotización), abonada por empresarios (0,60%) y trabajadores (0,10%).

Del resto, 165,4 millones corresponden a la aportación presupuestaria del Estado y 100 millones provienen del Fondo Social Europeo.

- Reparto geográfico

Las comunidades y ciudades autónomas reciben 823,4 millones, gestionados por el organismo correspondiente en cada región, que es además el responsable de ejercer las acciones de control y seguimiento de ese dinero.

El resto del presupuesto se gestiona en el ámbito estatal a través del Servicio Público de Empleo (SEPE), con la colaboración técnica de la Fundación Tripartita (integrada por sindicatos, patronal y Administración), salvo por los 53,7 millones que gestiona el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) para la formación de los empleados públicos.

- Reparto por finalidad

Del presupuesto total, 956,9 millones se destinan a desempleados, 953,2 millones a ocupados; 165,5 millones, a las ayudas a la recualificación profesional de las personas que han agotado la prestación por desempleo (Plan PREPARA); y 49,7 millones, a transferencias a las autonomías por competencias asumidas.

- Formación para desempleados

De los 956,9 millones que se destinan a desempleados, la mayor parte (661,6 millones) son gestionados por las comunidades autónomas y el resto por el Estado.

- Formación de las empresas para sus trabajadores

La formación de demanda, con 575 millones, es la que realizan las propias empresas para sus empleados y cuyo coste se bonifican en las cuotas a la Seguridad Social.

El crédito con el que cuenta cada empresa es como mínimo de 420 euros, aunque depende de la cuantía abonada en el ejercicio anterior en cuotas para formación a la Seguridad Social y de un porcentaje aplicable según su tamaño que se determina en los Presupuestos Generales del Estado.

La empresa es la responsable de la ejecución y la justificación de la formación, en tanto que la Fundación Tripartita es la que valida la liquidación utilizando las bases de datos de la Seguridad Social.

- Formación de oferta o subvencionada

Se trata de formación para ocupados, aunque en el ámbito estatal hay desde hace dos años un mínimo de plazas reservadas también a desempleados.

Las comunidades autónomas gestionan 112,1 millones y el Estado, 181,3 millones.

En el ámbito estatal las subvenciones están abiertas a los planes que presenten patronales, sindicatos, organizaciones de la economía social y autónomos, y entidades y centros de formación acreditados.

El desglose de los 181,3 millones de 2013 aún no está publicado, aunque de acuerdo con lo ocurrido en años previos, aproximadamente la mitad va a planes sectoriales que sólo pueden ser presentados por organizaciones patronales y sindicales.

La otra mitad se reparte entre programas intersectoriales (a los que también optan organizaciones de la economía social y de autónomos, además de patronales y sindicatos), a formación asociada a certificados de profesionalidad (para patronales, sindicatos y centros privados acreditados) y a formación específica para menores de 30 años (para todos los anteriores). EFECOM