La caída de las ventas minoristas alerta a los comerciantes españoles

COMPARTE:

Madrid (EFE).- Según los datos del Índice de Comercio al por Menor publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas del comercio minorista cayeron un 0,4% en el conjunto de España, aunque subió en siete comunidades autónomas. Con esta nueva bajada, desde febrero de 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis, las ventas del comercio minorista sólo han subido en octubre y noviembre de 2013, según los datos del INE, que revelan que la ocupación en el sector se redujo en un 1% respecto a un año antes.

Por productos, Alimentación bajó un 1,3% y Resto subió un 0,2%; mientras que por tipo de producto, Equipo del Hogar presentó el mayor descenso, con una caída del 1,6%.

Todos los modos de distribución disminuyerón sus ventas en febrero respecto al mes anterior, excepto Pequeñas cadenas, que subió un 0,3%.

La Confederación Española de Comercio (CEC) ha asegurado que la caída de las ventas en el comercio minorista, un 0,4 % en febrero, y de la ocupación en un 1 % demuestran la “debilidad extrema de la recuperación del consumo, que no logra alcanzar tasas positivas a pesar de las rebajas”.

En un comunicado, la CEC resalta que el descenso del consumo está afectando “de manera especial al comercio de proximidad, que acumula el desgaste de siete años de crisis económica, estancamiento del consumo y bloqueo del crédito bancario”.

Por ello, demanda actuaciones urgentes, entre las que pide “la aplicación inmediata de la rebaja del IRPF anunciada por el Gobierno”, ya que permitiría a los consumidores disponer de mayores recursos.

La CEC confía en que “no se apruebe una reclasificación de los bienes de consumo actualmente gravados con el tipo reducido del 10 % al general del 21 %” porque supondría un incremento de 11 puntos en el 65 % del gasto en alimentación.

Además, pide nuevos incentivos al consumo para reactivar la demanda, entre los que cita la puesta en marcha de planes renove en subsectores como el del electrodoméstico o el mueble, que son los más afectados por la crisis.

La Confederación resalta que, a pesar de las múltiples dificultades, el comercio de proximidad ha mantenido el empleo, aunque demanda nuevas líneas de crédito “que aporten liquidez a los comercios, asfixiados por el bloqueo del crédito bancario” para que puedan mantener la actividad y el empleo. EFECOM