Plugins ¿qué son, para qué sirven? Uso de temas

COMPARTE:

pluginsSeguimos con el cuarto capítulo de esta serie dedicada a orientar sobre los pasos necesarios para hacer un blog de nuestra empresa.

En el capítulo anterior nos decidimos por utilizar WordPress como CMS de nuestro blog. Así pues ya tenemos nuestro nombre de dominio, nuestro servidor y nuestra instalación de WordPress. A partir de ahora ¿qué?

Cuando instalemos WordPress veremos un sencillo mensaje de “Hola, mundo” y lo que veremos es una página tremendamente sencilla de la que cuesta pensar que es complicado darle una imagen profesional como hemos visto en multitud de páginas.

Para darle un diseño que se adecue a nuestras necesidades necesitamos un tema. Un tema es un diseño predeterminado del blog que puede tener diferentes características. Disponemos de temas gratuítos y de pago, con una, dos, o tres columnas, con imágenes en portada, vídeos, etc.

Desde el mismo menú de WordPress, en Apariencia>Temas podemos acceder a muchos temas gratuítos y algunos de pago.

Screenshot_5

Como buen consejo os diremos que comprar un buen tema de pago es una de las mejores inversiones que podrás hacer para tu blog. Por un coste que no suele sobrepasar los 60$ tendrás un tema profesional, con soporte normalmente perpetuo por parte del desarrollador y con acceso a todas las actualizaciones y mejoras que se le vayan haciendo.

El sitio de referencia para comprar temas es sin duda themeforest, en donde podréis encontrar los mejores temas clasificados por su funcionalidad, precio, descargas o satisfacción de los usuarios. No descubriremos ningún secreto si decimos que lo interesante está en aquellos temas más descargados y con más “estrellitas” dadas por los usuarios.

Los Plugins

Una vez tengamos instalado nuestro tema, pasaremos a mejorar las prestaciones de nuestro blog utilizando plugins. Los plugins son unos pequeños o grandes programas que dotan a nuestro blog de utilidades diferentes de las que trae de fábrica.

Intentaremos hacer una lista del tipo de plugins que os van a hacer falta sí o sí.

1- Un plugin para compartir contenido en redes. Hoy en día es imprescindible que un artículo contenga esos botoncitos de compartir en Twitter, Facebook, Linkedin, etc. Muchos temas de pago los incorporan y en caso contrario disponéis de esta posibilidad dentro de Jetpack.

2- Un plugin para evitar el spam. El spam es una lacra en Internet y es necesario implementar métodos para pararlo. Si en tui web vas a dejar los comentarios abiertos, es importante que instales algún plugin para impedir el spam. Una solución es instalar un plugin de captcha pero sin duda el mejor gestor de spam que hemos conocido es Akismet. Funciona a través de “listas negras” y no molesta a los usuarios teniendo que resolver captchas.

3- Un plugin de caché. Como comentábamos en uno de los primeros capítulos, nuestro blog es una base de datos dinámica y por lo tanto, siempre que se le hace una petición está procesando los datos y por lo tanto, gastando recursos y siendo más lento para con nuestros usuarios. Los plugins de caché resuelven esto creando páginas estáticas acelerando los tiempos de acceso y minimizando el uso de recursos. Plugins de este tipo pueden ser WP-Super Cache o W3 Total Cache.

4- Un plugin de SEO. Como ya hablaremos más adelante, el posicionamiento SEO es hoy en día crucial para cualquier blog que se precie. No hay que olvidar nunca que el mejor SEO es hacer contenidos buenos y originales pero una ayudita por parte de un plugin nunca está de más. En el podio de este tipo de plugins compiten YOAST y All in one SEO Pack.

5- Un plugin de Google Analytics. También en una entrega posterior estudiaremos la importancia y el funcionamiento de Google Analytics. Para que Google Analytics nos “vea” en todas nuestras páginas debe haber una línea de código que Google nos proporciona llamada “huella”. Podemos integrarla vía código o no complicarnos la vida con un plugin sencillo como Google Analytics for WordPress o uno un poco más completo pues nos ofrece gráficas como Google Analycator.

Screenshot_6

6- Un plugin multiusos. Hay plugins que se vienen a parecer más a una navaja suiza. Hacen pequeñas cosas pero muchas. Por ejemplo compartir automáticamente un artículo en las redes, o insertar un vídeo, una galería de imágenes o un botón en un artículo y multitud de pequeñas funciones más. De este tipo os recomendamos el uso de dos que son, además, complementariso. Por un lado Jetpack (del que ya hablábamos en el punto 1) y por otro Shortcodes Ultimate. Entre ambos encontraréis un centenar de pequeñas funcionalidades que seguro que un día u otro agradeceréis.

7- Un plugin que informe sobre el uso de cookies. Este plugin es imprescindible en toda la Unión Europea no por voluntad propia sino porque es obligatorio que toda página web informe a sus usuarios que se están utilizando cookies. Podemos elegir entre varios como Cookie Law Info o Cookie Control.

Con la elección de un buen tema y la instalación de estos plugins más imprescindibles ya estamos a punto para escribir el primer artículo en nuestro blog. Y ahora… ¿Qué escribir?

La respuesta en el próximo capítulo de esta serie: Contenidos: temática.