¿Por qué es importante la escucha empática?

COMPARTE:

GPV entrevista

¿Por qué es importante la escucha empática?

Porque vivimos en una sociedad donde nadie tiene tiempo para escuchar (que es realmente comunicar), nadie tiene tiempo para prestar atención al cliente.

No hay tiempo y muchos no desean, ni les interesa comprender al prójimo: hijos, amigos, compañeros de trabajo, pareja, padres, personas.

La escucha empática implica una comprensión profunda de la otra persona. Requiere mucha serenidad y la capacidad de prestar atención e intentar comprender la concepción de la vida que tiene una persona distinta. Implica comprenderlas desde sus necesidades, sus intereses, sus expectativas, sus prejuicios, sus miedos, sus gustos, sus costumbres, sus preferencias, etc., y no quererle imponer la nuestra “por su bien”, “porque sabemos más”, “porque sabemos mas”, etc.

Es decir, escuchar sin juzgar, criticar, comparar, reprochar, discriminar, denostar, echar en cara, escandalizarse, intimidar, ignorarla (todas las formas de violencia emocional).

Todo esto impide la comunicación.

Al demostrar interés en escuchar, para comprender, nos ganaremos la confianza siendo congruentes, coherentes, auténticos, es decir, haciendo lo que decimos y expresando lo que sentimos en consonancia con cómo lo decimos.

Serio reto en un ambiente de miedo, sospecha y desconfianza para arriesgarse a confiar o establecer cualquier tipo de vínculo interpersonal: pareja, amigo, matrimonio, trabajo, hijos/padres, etc.

Al conocer y comprender las necesidades y expectativas de mi cliente, podré saber que decirle y cómo satisfacer sus necesidades y expectativas, respetando sus decisiones

La única experta en una misma es la misma persona, por eso facilitamos que ellos mismos encuentren sus respuestas y no les decimos como vivir. Lo central es facilitar que la persona se conozca a sí misma.

ACERCA DEL AUTOR

Comunicador Sénior experto en Marketing, Ventas y Gestión de RR HH, Negociación y Manejo de Conflicto. Magíster en Ciencias Sociales, licenciado en Ciencias de la Comunicación, y licenciado en Psicología Clínica. Facilitador no convencional y que ha logrado ayudar a más de 4.200 personas, desde la Escucha Empatica, en Perú y diversas partes del mundo hispano. Atiendo personalmente (que es lo ideal) y por Skype muy bien, bajo ciertas condiciones, que detallo en mi blog.