¿Por qué mi empresa debe tener una app?

COMPARTE:

Con la aparición, y posterior consolidación, de Internet, el mundo empresarial empezó a formular una pregunta cada vez con más frecuencia y la que aún hoy hay quien cuestiona: ¿debe mi empresa tener una web? La cotidiana digitalización de nuestra sociedad respondió a ello, y ahora la mayoría de negocios cuentan con su espacio en la red. Ya no basta con estar, sino que a las empresas se les pide que definan también su identidad 2.0.

empresa app

Pero la web ya es cosa del pasado. El presente más inmediato pasa por los smartphones. Los móviles inteligentes han revolucionado el mundo de la comunicación y nuestros hábitos como consumidores digitales. Por ejemplo, un estudio de IDC pronostica que cuando termine el 2013 se habrán vendido mil millones de dispositivos inteligentes en todo el mundo, un aumento del 40% respecto el 2012, y en 2017 la cifra podría llegar a los 1,7 mil millones. Casi nada. La pequeñísima pantalla del móvil va sustituyendo la del ordenador, y para la mayoría de usuarios, según un estudio de IAB Spain, las aplicaciones móviles se ha convertido en el principal punto de acceso a internet. Otro mercado que crece sin parar, si hacemos caso a esta infografía según datos de Portio Research, más de 1.200 millones de personas utilizaban aplicaciones móviles en 2012 y que durante este 2013 se descarguen 56.00 millones de aplicaciones.

El futuro de la web, pues, pasa por el móvil, y si hace unos años nos preguntábamos si era necesario que nuestro negocio tuviera web, ahora la pregunta que reina en el ámbito emprendedor es: ¿debe estar tu empresa presente en el móvil? La respuesta, rotundamente, es que sí. El mercado existe y el usuario está cada vez más familiarizado con la navegación móvil. Ahora bien, la cuestión ya no es si hay que hacerlo, si no de qué manera. Una vez hemos perdido el miedo al ruedo digital y estamos convencidos que el futuro es móvil: ¿hace falta diseñar una App para tu empresa o desarrollas una web móvil?

App vs web móvil

Es una decisión difícil, ciertamente, y que dependerá del tipo de proyecto y negocio que tengas en mente y del resultado que quieras obtener. Lo más importante es que en ambos casos se requiere un cambio de mentalidad y que se debe plantear este salto al móvil pensando en una nueva manera de conectar con tus usuarios y clientes: se trata de adaptar lo que ya ofreces, pero con el lenguaje propio del móvil. Porque no se puede confundir con una página web, sino que el paso al smartphone debe añadir valor añadido, básicamente portabilidad, usabilidad y localización, que sirva para fidelizar a nuestros usuarios y potenciar tu marca.

Entonces, ¿móvil web o app? Primero, debemos entender en que se diferencian entre sí. Mientras que las aplicaciones deben descargarse en los smartphones, los sitios móviles son webs optimizadas que no requieren de instalación para el usuario. Esto permite cubrir todas las tecnologías posibles, a diferencia de las apps, que deben crearse específicamente para un sistema operativo y dependen de los canales de distribución (como App Store o Play Store). Eso sí, las aplicaciones pueden incorporar más elementos, como la geolocalización, la realidad aumentada, y armonizarlo con las demás aplicaciones, como las de las redes sociales, y otras características propias del smartphone, como la cámara.

¿Qué ofrece una app a una PYME?

Aunque uno y otro no son excluyentes, la decisión dependerá del tipo de servicios que quieras ofrecer. En el caso de los sitios web móviles son más adaptables y se pueden actualizar más fácilmente. Es una opción factible y económica en el caso que tengamos nuestra web vinculada a un blog. Por el contrario, una aplicación móvil tiene mayor capacidad y rendimiento, y mejora la navegación del usuario. Esto sí, debe estar pensada y meditada para ofrecer “algo más” que lo que ofrecerías en tu sitio web mobil.

Una app es un buen canal de comunicación entre tu negocio y tus clientes, y es un buen elemento de promoción y marketing. Este “algo más” debe ir vinculado con los canales de venta y facilitar al usuario la interacción con tu empresa: descuentos, cupones, sorteos… Una aplicación atractiva y dirigida al usuario puede reforzar la imagen de tu marca. Y no sólo como herramienta de marketing, sino que una app nos puede ofrecer información valiosa sobre nuestros clientes, para mejorar tus servicios.

Do it yourself

El gran problema que tiene una aplicación es el coste. Sin embargo, Internet ofrece herramientas web gratuitas que permiten a los emprendedores crear aplicaciones sin conocimiento previo, como puede ser Appsbar. Ya lo han utilizado más de 35 mil usuarios, con 5 mil aplicaciones desarrolladas. También Mobile Roadie, una plataforma para diseñar aplicaciones para iPhone y Android fácilmente. AppMakr, GENWI, Mippin y MobiCart también son una buena opción para los que estéis pensando en esta creciente opción digital.

¿Cuenta tu empresa con presencia móvil? ¿Te has lanzado a crear una aplicación? Danos tus recomendaciones y cuéntanos tu experiencia en los comentarios o en nuestro grupo de Linkedin. Ya somos casi 16.000 emprendedores y empresarios tejiendo una gran red emprendedora. Si estas pensando en saltar al ruedo digital de los dispositivos móviles inteligentes, seguro que encuentras alguien que se ha encontrado en tu misma situación.