Maria José Amich: “En los negocios, relacionarse no es una opción. Es un ‘must’”

COMPARTE:

Maria José Amich, Economista y MBA por IESE, es una trotamundos que ha desarrollado su carrera profesional en Copenhague, Barcelona, Madrid y Lisboa. Actualmente dirige womenwinwin.com una comunidad online de mujeres emprendedoras.

mjoseamich

Maria José Amich, fundadora de womenwinwin.com

Cuéntanos, ¿quién eres, qué haces y cómo llegaste a Lisboa?

Nací en Barcelona y mis padres siempre quisieron y me apoyaron para que tuviera una educación internacional, así que estudié en Escocia y en Ginebra antes de volver a graduarme en un MBA en Barcelona.

Inicié mi carrera trabajando como consultora en Copenhague y después como analista financiera en un banco en Madrid. Era un trabajo interesante, pero muy solitario y algo aburrido, y yo era y soy una persona extrovertida que me crezco trabajando en equipo. El destino me ha hecho  trotamundos, porque cuando conocí a mi media naranja, nacido en Rio de Janeiro, de padre polaco y madre de Liechtenstein me hice de nuevo las maletas y me fui a vivir a Lisboa.

¿Cómo afectó la maternidad a tu carrera profesional?

Cuando llegué a Lisboa seguí trabajando en marketing para gran consumo. En ese momento ya tenía una hija de 3 años y otra que venía a camino, así que no fue fácil compatibilizar mi carrera con las exigencias de una carrera internacional en un ambiente multinacional.

El ser madre cambió mis prioridades. Decidí dar un freno a mi carrera internacional para aceptar la oferta de dirigir una empresa ligada a Internet dentro del Grupo Impresa, en el sector media. Poco después estalló la burbuja de Internet y ningún plan de negocio era sostenible. Entonces me ofrecieron estudiar un proyecto que tenían en el cajón y ver que posibilidades tenía de convertirse en una empresa que fuese rentable. Fue mi primer proyecto de intraemprendimieto.

Durante cerca de 4 años estuve ligada al sector de media cy después 5 años al sector del fashion retail. Cuando todavía tenía los niños pequeños y venía de camino el tercero (y último) estuve un tiempo trabajando en part time, lo que me permitió dedicarme más a los hijos pequeños, teniendo en cuenta que no tenía familia a la que recurrir que me diera apoyo en caso de urgencia. ¡Vivían todos a más de mil kilómetros de distancia!

¿Tuvo tu experiencia algo que ver con la decisión de crear womenwinwin.com?

La idea de crear y lanzar una comunidad online de mujeres emprendedoras empieza a rondar mi cabeza cuando me doy cuenta de la cantidad de talento que el mercado desperdicia al no proporcionar a las mujeres condiciones para poder compaginar su vida profesional y personal. Y sobre todo, al no brindar una segunda oportunidad a las mujeres que, después de algunos años de pausa o “desacelaración” de su carrera profesional para dedicarse a crear y acompañar una familia, deciden volver al mercado de trabajo.

En el mundo en el que vivimos, las mujeres continúan dedicando, de media, tres veces más horas que los hombres al cuidado de la casa, y cinco veces más al cuidado de los hijos, lo que en muchos casos, incompatibiliza su posibilidad de continuar y/o de ascender dentro de las empresas.

Muchas mujeres y grandes profesionales lo tienen muy duro cuando deciden volver al mercado de trabajo. Algunas tienen la suerte de volver a entrar, normalmente en posiciones inferiores a las que tenían antes de realizar una pausa, otras simplemente no consiguen esa segunda oportunidad. ¿Qué opción tienen? Lanzarse como emprendedoras.

¿Qué es womenwinwin.com?

womenwinwin

womenwinwin.com

womenwinwin.com – connecting women & business es una comunidad online de mujeres emprendedoras, lanzada en octubre del año pasado, en Lisboa, y que ya cuenta con más de 1.000 miembros registrados.

El objetivo es ser un catalizador para el incentivo, desarrollo y fortalecimiento del emprendimiento femenino a través de una plataforma que apoya, promueve y divulga las iniciativas empresariales de las mujeres, convirtiéndose en la red social de referencia para la comunidad de mujeres emprendedoras de lengua portuguesa y fuente de inspiración para el lanzamiento de nuevos proyectos empresariales fundados y liderados por mujeres.

Womenwinwin se apoya en tres pilares: networking (online y offline); desarrollo de competencias; y promoción de los negocios de sus miembros premium.

También contamos con la sección “Celebramos el éxito”, donde reproducimos entrevistas a mujeres emprendedoras que nos cuentan de primera mano como empezaron y como llegaron, después de enfrentar obstáculos de índoles diversas, a conseguir el éxito. Poder leer historias de mujeres normales que dieron la vuelta a sus vidas es una gran fuente de inspiración.

¿Qué beneficios aporta pertenecer a una comunidad como la vuestra?

Relacionarse hoy en día en el mundo de los negocios no es una opción, es un “must”. Pertenecer a womenwinwin.com proporciona la posibilidad de hacer “networking”, salir de tu zona de confort y crear lazos con otras mujeres empresarias.

Además, también hay la posibilidad de participar en el programa de mentorización WomenWinWin. Ofrecemos a nuestros miembros premium una evaluación de su perfil como emprendedora, una herramienta del Eckerd Institute Leadership Development College que implementamos en exclusiva en Portugal. También pueden asistir gratuitamente a formación online a través de un ciclo de webinars y participar en workshops que realizamos con una frecuencia mensual con valores muy competitivos. Y claro apoyamos a nuestros miembros a promoverse como emprendedoras, divulgando su actividad y negocio, a través de la plataforma.

¿Por qué es necesaria una comunidad exclusiva de mujeres de negocios?

En el mundo actual, la iniciativa emprendedora es esencial para generar innovación, crear empleo y volver a tasas de crecimiento económico. Las mujeres ya están desempeñando un papel importante en este campo, pero todavía queda mucho camino por recorrer.

Las mujeres representan 52% de la población en Europa y más del 50% de los diplomas universitarios (en Portugal, la cifra reciente es 60%). Las mujeres tiene un enorme poder económico, entre otros, deciden de media el 70% de la compra de todos los bienes y servicios. Sin embargo, cuando analizamos las cifras de la iniciativa emprendedora, tan solo 30% del los nuevos negocios creados en Europa son fundados por mujeres.

¿Es diferente emprender si eres hombre o mujer?

Continúan existiendo diferencias entre el emprendimiento masculino y femenino, provocado también por las diferentes motivaciones que una mujer tiene a la hora de emprender. En muchas ocasiones la mujer prioriza la autorealización y otros valores intrínsecos como trabajar y liderar proyectos con personas a quien respeta y de quien se inspira, en detrimento del retorno financiero, lo que conlleva a que a veces sus empresas presenten tasas de crecimiento más lentas y consecuentemente también consigan captar menor apoyo financiero externo.

Los obstáculos para el emprendedor, sea hombre o mujer, son los mismos aunque en el caso de las mujeres se añade la necesidad de gestionar mejor el tiempo para poder compatibilizar su responsabilidad de empresaria y gestora con su responsabilidad doméstica y familiar. Espero que rápidamente, las nuevas generaciones aprendan de las anteriores y se equilibren definitivamente los papeles y que los hombres asuman su parte en la gestión doméstica y familiar. No podemos continuar así.

¿Esto se reproduce en otros ámbitos empresariales?

Sí. Otra diferencia sustancial son las mujeres business angels (que invierten en empresas en fase de start up). En cifras de 2011, menos del 5% de los miembros del EBAN (European Business Angel Network) eran mujeres. ¡A pesar de que las mujeres controlan alrededor del 50% de la riqueza mundial!

Pero las cosas están cambiando. Europa es consciente de que existe un enorme potencial de reserva económica por explorar y que apoyar la iniciativa emprendedora de las mujeres no es una cuestión únicamente de igualdad social sino que es una cuestión económica!.

¿Qué aporta el punto de vista femenino en los negocios?

Cuando decimos que es necesario un mayor número de mujeres en el mundo de los negocios, nos referimos a las ventajas que aporta la diversidad de género, en este caso, a un análisis más enriquecedor de los problemas que conlleva a una toma de decisiones más acertada.

Hombres y mujeres son diferentes, pero a la vez complementarios. Las mujeres contribuyen con un enfoque diferente, una amplitud de miras. Suelen ver más el medio y largo plazo, siendo que el corto plazo es más un enfoque masculino. Ambos fundamentales para la supervivencia y desarrollo del negocio.

Por otro lado, en general, las mujeres tienen un estilo de liderazgo diferente, priorizando la participación y la colaboración, llegando a situaciones de consenso, sin por ello, dejar de ser asertivas en la toma de decisiones.

Diversos estudios refieren que una mayor diversidad en los equipos directivos, contribuye claramente a una mayor eficiencia y eficacia económica, en definitiva, a mejores resultados en las empresas.

En tu experiencia profesional has trabajado tanto en grandes empresas consolidadas como en startups, ¿qué diferencias hay entre ambas?

En grandes lineas, el método, la definición de objetivos, de estrategias y planes, es el mismo, lo que varía sustancialmente es su implementación, resultado también de los recursos que disponen estos dos tipos de realidades empresariales tan diferentes.

En las startups, los equipos directivos y de gestión son reducidos y quien decide es quien ejecuta. El ritmo de la gestión es muy rápido y se consigue crear y ejecutar de una forma muy eficaz, lo que no siempre significa que se haga de la forma más eficiente o adecuada.

Las startups son muy flexibles, poco burocratizadas, con estructuras organizacionales planas. No obstante, la falta de recursos hace que el equipo fundador y/o directivo, tenga que “perder el tiempo” en detalles de la gestión diaria en lugar de focalizar su esfuerzo en otras áreas de negocio más sustanciales, importantes y necesarias.

Y en más a menudo de lo que pensamos, el o la emprendedora no tienen las competencias y características necesarias para ser empresario o gestor. En estos casos, recomiendo que se asocie o encuentre un equipo de gestión a quien pueda delegar la gestión operacional del negocio.

En las grandes empresas, o empresas consolidadas, si no existe una cultura corporativa intraempreendedora (que puede y debería existir), se pierde la ventaja de tener recursos financieros que permite ejecutar estrategias y planes eficaces.

¿Qué consejo darías a alguien que se esté planteando emprender un negocio?

Primero, conocerse bien a sí mismo, para poder potenciar sus puntos fuertes y corregir sus debilidades. Y muy importante, trabajar en lo que le apasiona. La vida del emprendedor es muy difícil, pero si se trabaja en algo que ofrezca satisfacción personal y profesional, el camino se hace más fácil hasta llegar el momento del retorno financiero.

También le aconsejaría entrar en un programa de mentoring, alguien que pueda orientar, guiar, aconsejar pero que también haga el papel de sounding board. Tampoco puede dejar de hacer networking de forma regular y sistemática. Ampliar la base de contactos es fundamental para abrir nuevas puertas.

Específicamente sobre el negocio, le recomendaría tener un buen plan de negocio, un plan financiero sólido y, a la vez, tener un plan de contingencia (un plan B).

Por último, enfrentar el fracaso como algo normal en el mundo de las  startups. Lo normal no es tener éxito o fracasar, sino fracasar varias veces hasta conseguir el éxito. Como decía Henry Ford: “El fracaso es simplemente la oportunidad de empezar de nuevo, en esta ocasión con más inteligencia.”

¿Qué aptitudes y habilidades son clave para dirigir una empresa?

Todo gira en ser un buen líder y para ello hace falta liderar con el ejemplo, con esfuerzo y compromiso. Un buen gestor sabe colocar a las personas en el centro de la organización. Para dirigir la empresa es necesario tener una visión clara del negocio, definir objetivos claros y saber delegar, a la vez que tener una aguda capacidad para analizar la situación y saberse anticipar a los problemas.

Las capacidades comunicativas también son importantes: tener empatía y saber crear un ambiente de confianza es vital, así como saber crear una cultura de intraemprendimiento. Ser mentor y también mentorado. Un buen líder tiene que saber apoyarse en otros, con más experiencia, o experiencia complementaria que le ayude a desarrollarse como líder y gestor.

¿Qué oportunidades (y riesgos) ofrecen las redes sociales para las empresas? ¿Qué necesidades no cubren y podrían cubrir? ¿Cómo sería tu red social ideal?

Internet crea oportunidades de mercado globales. Para las empresas, tener hoy una comunicación activa en las redes sociales es una obligación. Atrás quedaron los días en que las empresas comunicaban unilateralmente con los clientes.

Hoy las personas tienen mucha más información sobre las marcas. Tener una comunicación que envuelva a las personas que sea “engaging”, conquistando así “embajadores para sus marcas”, es fundamental para generar confianza y fidelizar.

Todo esto requiere implementar estrategias de comunicación digitales. No basta con crear una página, hay que saber generar los contenidos apropiados y relacionarse con los seguidores de la marca o empresa

En mi opinión, lo que iremos ver en el futuro, es la aparición de cada vez más redes sociales de “nicho”, abiertas a personas/grupos que comparten intereses, valores y objetivos y se juntan creando una comunidad online que les permite compartir contenidos, conocimiento, know how y potenciarse como personas y profesionales.