Sectores en transformación: nuevas oportunidades en la industria editorial

Los observadores de la industria cultural nos muestran una perspectiva de crecimiento y desarrollo. La industria editorial, aunque no tiende a la explosión comercial de los videojuegos, no es el pájaro extraño del sector sino que crece en todo el mundo, especialmente en Latinoamérica. A pesar de las inquietudes apocalípticas de los veladores de la calidad y de las esquinas menos alentadoras de la ciudad cultural, el crecimiento es una realidad constante y previsible. Sólo con observar las estimaciones de la UNESCO nos podemos figurar la capacidad de crecimiento de toda la industria: entre 1970 y 2010, la tasa de alfabetización mundial ha crecido alrededor de un 50%. Como las organizaciones publican estos datos pensando en el trabajo de inclusión tan esforzado que queda por hacer, suele distraer la atención de esta curva siempre creciente de la letra. Pero podíamos decir que desde la invención de la imprenta la industria cultural crece de forma exponencial.

sector editorial

Aumentan los lectores, lo que disminuye es el papel. Los hábitos de lectura cambian a la velocidad de los soportes disponibles. Con la generalización de la banda ancha, las tabletas, los lectores electrónicos y demás dispositivos, los lectores encuentran nuevas maneras de leer. La aparición de diferentes aplicaciones de lectura que permiten desde hacer notas hasta consultar el diccionario o conectarse a una red social, responde a esas nuevas maneras y se modela también en las relaciones 2.0. En realidad, muchos lectores siempre han tenido el lápiz en la mano porque el libro en papel también es una tecnología interactiva. El lector tiende al streaming desde antes del acceso a la red. Este es el panorama que se desprende de los últimos informes y prospecciones GEMO y ICEX. Pero la industria editorial ¿hacia dónde va?

La oferta en papel de las editoriales bajará, aunque esto no quiere decir que disminuya la oferta total. La oferta digital tiende a la integración de contenidos y formatos. Tanto los libros como las revistas y los periódicos abandonan el papel paulatinamente. El cambio de formato de la industria editorial provoca cambios de paradigma también en el sector. Los proyectos editoriales se adaptarán al cambio en la medida en que se integren en la red, el papel parece que se convierte paulatinamente en un servicio especializado del sector.

Lo más interesante es el cambio en las relaciones entre los autores y productores de contenido (gráfico y videográfico), y maquetadores, diseñadores y publicistas con los editores y las editoriales. La última gran novedad del sector ha sido el surgimiento de autores exitosos en las plataformas de autoedición, pero también las editoriales comienzan a ofrecer servicios a los autores convirtiéndolos en sus clientes. Los casos de éxito en el sector son numerosos, tanto los autores como las editoriales que hasta el momento habían mantenido su línea en internet separada de la marca en papel, están comenzando a integrar ambas vertientes.

Oportunidades

Llegamos, entonces, a la sociedad de la información, donde las relaciones tradicionalmente verticales pasan a transformarse en red. Sin demasiado optimismo podemos decir que ahora el negocio editorial está al alcance de cualquiera que acceda a la red. Pero para conseguir resultados deberá tener mentalidad empresarial, flexibilidad y capacidad para llegar a un público y mantenerlo pendiente. Se multiplica la autoedición, las obras colectivas y los servicios editoriales para los autores: imagen de marca, comunicación, captación del público, retención, servicios especializados de calidad de imprenta, asesoramiento de edición.

¿Y las librerías? Últimamente, las grandes librerías norteamericanas han desarrollado líneas de autoedición, ofrecer el servicio de convertir el libro impreso de las editoriales electrónicas en un objeto con valor agregado diferencial puede ser otra vertiente rica en oportunidades. Como en el resto del sector, la capacidad de adaptación y la creatividad determinarán el éxito.

Para Arantxa Mellado la mayoría de los empresarios del sector “no tendrán el talento suficiente para escribir un buen libro, o los conocimientos necesarios para desenvolverse en la industria editorial, o la experiencia para crearse una buena imagen de marca. La mayoría no tendrá ni talento ni conocimientos ni experiencia, sólo voluntad, pero ésta será suficiente para saltarse la criba del editor y publicar y vender por su cuenta en los mismos puntos de venta que los grandes autores. Voluntad, motivación y todas las herramientas que ofrece la web 2.0 a los autores”. Este artículo se centra en el mundo del libro pero resulta revelador para el análisis de todo el sector.

En resumen las nuevas formas de edición vienen determinadas por los consumidores, para afrontarlas conviene tener en cuenta algunas cuestiones:

  • Es fundamental exportar y rentabilizar los contenidos en la web.
  • Entender las maneras de consumir de los lectores.
  • Regionalizar la oferta en virtud de las diferentes demandas locales.
  • Articular los servicios y productos que se ofrecen con la red de consumidores y productores de contenido.
  • Buscar la compatibilidad de formatos para los contenidos ofrecidos.
  • Disponer de una estrategia de comercialización que contemple los diferentes canales de venta.
  • Diseñar una estrategia de promoción destinada a redes de lectores.
  • Implementar una estrategia de precios. Frente a los formatos del papel la edición electrónica tiene un precio significativamente más bajo pero maneja mayores márgenes de beneficios (a pesar de grabar un IVA superior en casi todas las regiones) y un potencial de consumidores sin precedentes.
  • Observar y actuar en relación con los hábitos publicitarios cambiantes.
  • Atender a la creciente demanda de contenidos mixtos en la vertiente del streaming y generar constelaciones de contenidos para públicos especializados (lo que en este contexto no quiere decir necesariamente minoritarios) siguiendo la tendencia de creación experiencias integrales multimedia.

Estas serán algunas de las claves del éxito en un sector que promete un crecimiento sostenido. Pero el cambio ya está aquí, comienzan a proliferar tanto los autores autoeditados que se conforman en su propia empresa como las ofertas de servicios para autores y lectores. El nuevo lector multimedia ya existe y avanza, comprender sus hábitos y necesidades es el punto de inflexión en el que la idea de negocio se combinará con el éxito, tanto para las grandes empresas del sector como para los grupos pequeños e individuales. El cambio y transformación, en este cambio el del sector editorial, es una constante en el entorno emprendedor. Para sacar provecho y encontrar nuevas oportunidades debemos aprender de ello. El debate sigue en nuestro grupo de Linkedin sobre emprendedores y empresarios.

4 Respuestas a Sectores en transformación: nuevas oportunidades en la industria editorial

  1. Pingback: Sectores en transformación: nuevas oportunidades en la industria editorial | UrsulaSola's Blog

  2. Pingback: Debate sobre el cambio | IDaccion Blog

  3. Ruben Responder

    12 noviembre, 2013 en 21:16

    Buena visión, interesante perpectiva para ir acomodandose a la velocidad de los cambios, en el sentido ser parte del paradigma de la transformación; acompañando los cambios con la vibración energética necesaria que permita alcanzar la excelenecia de lo por hacer y ofrecer al mercado virtual de todo lo imbuido con el mundo de lo editorial.-
    Mucho agradezco entonces, haber sido invitado a ser participe de tal desafio desde lo cualicuantico.-
    Los saluda con sincero respeto,
    Ruben

  4. Pingback: Sectores en transformación: nuevas oport...

Deja un comentario