Tener Community Manager no convierte a tu empresa en Negocio Social, por Dolores Vela

COMPARTE:

Parece, según los últimos estudios realizados respecto al uso de los medios sociales en pymes y empresas, que cada día son más los negocios se deciden a tener una presencia activa (más o menos), dinámica (o casi) y estratégica (¿?). Sea como fuere, lo cierto es que las pymes sobre todo, por fin se están percatando de que no ya el futuro, sino el presente, pasa por lo social, por un marketing y un modelo de negocio que cuente con los social media para atender a miles de usuarios que acuden a internet para buscar, comparar, compartir, ver, opinar, preguntar, y en definitiva, decidir qué producto o servicio les genera mayor confianza o simplemente, les gusta más.

Y ahí es cuando empieza el “necesitamos un community manager”. Después vendrán las habituales toma de decisiones al respecto: lo contratamos o pagamos a un freelance o agencia… Una vez sorteados estos primeros pasos de ciego que rara vez acaban de forma adecuada, por falta de información, presupuesto o incluso, interés, llega el Community Manager y abre los correspondientes perfiles, el blog, le da unos retoques a la web, incluso a veces, abre una tienda virtual o le pagan por el plan de marketing estratégico. Y ya somos modernos y 2.0. Ahora, nos sentamos a esperar resultados, que para eso pagamos el community.

No. Convertir a tu empresa en un Social Business, un negocio social, es mucho más complejo que eso, y requiere de una gran capacidad de adaptación no sólo por parte de los directivos y gerentes, sino de los empleados. De hecho, lo primero que un Community Manager o Social Media Manager deben hacer para comenzar a trabajar con una pyme, (e incluso con un negocio local familiar , es reunir a todos los implicados, todos los que sean parte de la empresa, y realizar una especie de tallerque los sitúe, que les da la información y herramientas necesarias para cooperar, colaborar y participar de forma activa con la estrategia.

socbizz

El Community Manager debe ser capaz de transmitir a la empresa la importancia de su implicación en lo social: no funcionaría de otro modo, porque el marketing y la comunicación no pertenecen ya sólo a un departamento cerrado que concierta citas y envía a sus comerciales, o que hace anuncios, flyers, etc. Ahora, todos deben entender que para que una empresa sea 2.0, hay que hacer cambios estructurales desde el mismo modelo de negocio y las comunicaciones internas, las relaciones, etc.

El problema viene cuando le decimos a un directivo o gerente que tenemos que hacer el taller… Resistencia, incredulidad… Y luego, convencer a los empleados, tienen poco tiempo, no va con ellos, no se creen nada, y además, no quieren conectar sus perfiles sociales, si ya los tienen, con los de la empresa. Todo son trabas, y es que aún no nos hemos enterado de que vivimos en un nuevo mundo social, hiperconectado, donde la información se comparte y el anonimato ha dejado de ser un factor esencial.

Un negocio social, tema sobre el que hablaré la próxima semana desde un punto de vista estratégico, requiere de una visión 360 que abarque todos los aspectos relativos a negocio, estrategia, marketing, comunicación, recursos humanos, etc, en un marco social que lo englobe y le de un sentido más amplio y universal, más 2.0.

El Community Manager, está para crear y gestionar una comunidad, pero si el negocio no tiene esa visión de “comunidad“, de social, desde sus mismas tripas, desde el corazón de la empresa, poco más de conversar y participar puede conseguir un Community.

El Social Business es una actitud estratégica, un nuevo modelo con nuevas reglas, y los negocios que no vean más allá de “poner un community a escribir en facebook y twitter”, no sólo se quedan anquilosados en el siglo XX, sino que además, dan toda la ventaja a sus competidores 2.0.

¿Es tu negocio social o se limita a gestionar una comunidad? 

Artículo de Dolores Vela, publicado en su blog Social Media Strategies