Universidades corporativas: aprender emprendiendo

COMPARTE:

Las Universidades Corporativas comenzaron a aparecer hace más de 50 años pero no ha sido hasta las últimas dos décadas que se han multiplicado en todos los continentes y generalizado para diferentes tipos de organizaciones.

Casi todo el mundo ha oído hablar de la Universidad de la Hamburguesa; la universidad de Mc Donalds fue creada en 1961 y hasta la fecha no ha parado de crecer, este vídeo muestra la evolución de sus primeros 50 años:

Pero ¿qué son exactamente las Universidades Corporativas?

Se trata de organizaciones internas a las empresas que se crean con la voluntad de lograr una formación continua de alta calidad y especialización que revierta en la rentención del talento para la empresa.

Además, buscan mantener actualizados los conocimientos y métodos para el negocio y, en consecuencia, lograr la evolución de las metodologías y las herramientas que la organización requiera. La especialización queda definida por las necesidades estratégicas de la empresa.

Con la mira en la competitividad

Quieren lograr, en un entorno de cambio constante, la máxima competitividad y productividad . Son herramientas sofisticadas para lograr una exitosa implemetación de la estrategia y la misión de la empresa junto con la superación constante de los trabajadores.

Adaptabilidad y evolución

Las diferencias con las universidades tradicionales saltan  a la vista, las universidades corporativas construyen su modelo y su metodología a medida para su estrategia y en evolución constante.  Porque precisamente se trata de eso, la máxima adecuación de la enseñanza a la labor de la empresa. Un diseño de itinerarios más flexible y personalizado, y gran dinamismo en la implantación de nuevas técnicas.

La práctica frente a la teoría

El hecho diferencial de estas organizaciones educativas es la vertiente práctica. Frente a las universidades clásicas adaptan la teoría de una manera mucho más práctica y específica. Por eso existen  modelos diversos. Veamos dos ejemplos opuestos:

La Organización empresarial de Mondragón es un modelo consolidado de éxito y prestigio en permanente crecimiento. Aquí puedes observar cómo se integran universidad y empresa:

Una organización de modelo cooperativo que apuesta por la responsabilidad social corporativa en todos sus ámbitos.  De modo que la Universidad de Mondragón colabora al desarrollo de conocimientos, competencias y valores orientados al mundo de la empresa pero, ampliando su visión, tiende a una formación integral que sea útil más allá de la propia organización.

Mapfre México, en cambio,  pone el acento en la transversalidad de la formación en la empresa y la autogestión que ofrece a los alumnos permite la mayor adaptabilidad  :

Cuenta con una oferta amplia que contribuye a crear itinerarios curriculares específicos para cada alumno pero que no descuida la formación transversal. Así incide en la integración que la empresa necesita para su desarrollo y adaptación constante al medio.

Otros modelos

La Universidad Corporativa de Intercop en Perú brinda servicios a las 16 empresas del grupo. Un ejemplo de integración que además mantiene convenios con centros de formación en diferentes áreas. Esto permite a la organización que la relación del conocimiento intra-empresarial con la realidad del entorno sea más dinámica. Y obtiene las ventajas de los programas específicos junto con las ventajas de los enfoques más abiertos de la educación universitaria tradicional.

Es interesante el modelo de la Universidad corporativa Ecopetrol de Colombia que combina la formación off line y on line. Lo relevante de estos itinerarios curriculares es la máxima cohesión entre el desempeño laboral y la formación integral y continua. Los alumnos pueden optar por diferentes modalidades coordinando los beneficios de la presencialidad y las ventajas de una instrucción más autónoma on line.

universidad corporativa

¿Todavía nos preguntamos el porqué de las Universidades Corporativas?

Como primera cuestión, vienen a paliar la inadecuación de la formación en los programas oficiales de las universidades tradicionales a las necesidades de la empresa, un enfoque diferente para necesidades diversas. Un complemento necesario que se vuelca a la aplicación práctica.

En segundo lugar, responden a un mundo en transformación veloz y constante. Por ello deben acercar a sus trabajadores las herramientas oportunas para el desarrollo continuo de calidad.

Pero estos dos ejes necesitan de una formación más personalizada, más autogestionada y más continuada. La combinación de la formación presencial con las herramientas de formación on line tienen aquí un papel preponderante que ayuda a conseguir la personalización de los itinerarios de formación.

La apertura de estas iniciativas a la comunidad extra-empresarial es un modelo de resposabilidad social corporativa de éxito. En el interior de las empresas, la oportunidad de desarrollo que permite la oferta flexible otorga un valor nuevo, en constante regeneración, a la organización en su conjunto y a las personas en su desarrollo individual.

Estas iniciativas están al alcance de las grandes organizaciones, sin embargo, las empresas más pequeñas, los emprendedores y los trabajadores autónomos, pueden encontrar algunas herramientas para crear su propio camino de crecimiento profesional en su sector, también la combinación de recursos digitales y formación profesional puede estar a un paso de nosotros.

Y tú, cómo combinas tu actividad laboral con la formación, ¿de qué modo podemos los emprendedores encontrar modelos de formación adaptables y a un costo que podamos afrontar? Como siempre te agradecemos que compartas con nosotros tus modelos de formación y tus preocupaciones o dudas.